Historia de las Cataratas del Iguazú.

Fue don Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, Segundo Adelantado, el primer hombre blanco que descubrió las Cataratas del Iguazu cuando en el año 1541, partiendo desde el Atlantico, en las costas del estado brasileño de Santa Catalina hasta Asunción del Paraguay lleva a cabo su famoso descubriemiento, denominándolos Saltos de Santa María y que los Indígenas Guaraníes llamaron Y-guazú ( agua grande).

Hacia findes del período Trásico ( 120 millones de años), tuvo lugar en la región una descomunal actividad volcánica, seguida luego por la acción erosiva de las aguas y del viento, que arrastraron las areniscas dejando al descubierto las rocas eruptivas, que formaran el conjunto o basamento de los actuales saltos, constituído por meláfidos.

El área de las cataratas está compartida entre Brasil y la Argentina, que se unen en el Salto Unión de unos 70 metros de alto, formnando la Garganta del Diablo. El agua al caer se estrella con tal fuerza que forma una nube de gotitas atomizadas en las cuales el sol se descompone formando un increible arcoiris.

Al sector brasilero le conrresponden unos 600 metros de extensión, donde sobresalen los saltos Benjamin Constant y Floriano. Del lado Argentino la extensión es mayor, son 2000 metros con 14 saltos importantes entre ellos El Escondido, mitre, Belgrano, Rivadavia, Tres mosqueteros, Adan y Eva, Bozzetti, San Martín, Ramirez, Lanusse, Elenita, Alvar Nuñez, Dos Hermanas, etc.

 

 

Más info útil